Yoga Puertollano

Yoga en Puertollano. Asociación de yoga Clásico de Puertollano. Asociación de Yoga y Salud de Castilla la Mancha.


    TERAPIAS DE YOGA

    Comparte

    pawisom

    Cantidad de envíos : 100
    Fecha de inscripción : 10/07/2009

    TERAPIAS DE YOGA

    Mensaje por pawisom el 27/05/12, 11:36 am

    Puertollano 2012
    Lección magistral en Puertollano del
    Maestro Harold, donde 40 almas vibran en
    sintonía.Personas con diferente edad y
    motivaciones traspasan el umbral del
    Instituto de Yoga para adentrarse en una
    dimensión de ellas mismas, íntima y
    profunda, quizás desatendida.
    La tarde comienza con una reflexión
    compartida sobre los problemas derivados de
    la alimentación. El tratamiento responde a
    una perspectiva holística del ser humano,
    integral y sustancial. José Luis explica la
    anato-fisiología del aparato digestivo
    (“conócete a ti mismo…”) para concluir
    después: “La comida define tu carácter”.
    Aseveraciones simples, concretas y certeras,
    verdades colmadas con la maestría del
    sentido común que comúnmente
    desatendemos: rutinas saludables, ahar,
    potencia preventiva y curativa de los
    alimentos naturales, atención consciente
    durante el básico y vital acto de comer,
    pirámide alimenticia, kriyas, mudras… el
    patrón elemental, cotidiano, del practicante
    de Yoga, puede que una aspiración aun por
    cumplir o consolidar.
    Pero nadie se inquieta porque el Maestro
    está entre nosotros. Todas sus enseñanzas
    fluyen con la suavidad del agua cristalina
    que discurre ágil por el cauce, un rumor
    profundo e intemporal, mientras refleja los
    rayos del sol con la potencia de mil espejos.
    Y todos somos guiados a la convergencia del
    punto de equilibrio, a la tranquilidad de ese
    factor concluyente donde las urgencias se
    atemperan y el rostro se ilumina con un
    grato fulgor.
    “¿Qué me ha pasado?”, se preguntan
    algunos cuando se calzan los zapatos y
    regresan a la tibia tarde primaveral camino
    de sus casas. “¿Dónde se quedaron mis
    prisas, mis agobios?; ¿es irreal esta dulce
    realidad?” Hemos reflexionado, hemos
    compartido, y contado, y cantado, y bailado,
    y reído. “¡Ah!, ya sé, el Maestro comenzó
    por ahí, por el sentido del humor”. ¡Ríe!,
    hazlo cada día, en cada situación, ríe cuanto
    puedas, ríe a pesar de todo, ríe con todos,
    comparte y difunde tu alegría, el universo la
    recibirá amablemente y te devolverá
    amplificadas sus bendiciones. ¡Alegría!
    “¿Te ocupas del templo, lo cuidas?”, te
    preguntaron, y dudaste. “Tú eres el templo,
    así pues, dedícale la mayor atención”. No
    puede ser: “¡Cómo lo habré olvidado! ¡otra
    vez!”. Mas los Maestros te observaban
    compasivos desde sus imágenes colgadas en
    las paredes del Instituto. Y él, el Maestro
    Harold, te recordó, señalando a Sri
    Yogendra: “¡Mira su fotografía y salúdale:
    Námaste!” Mostramos nuestro respeto y
    veneración, agradecemos sus enseñanzas y
    reconocemos su presencia, la sentimos
    cercana y poderosa. El gesto ha de contener
    un compromiso personal: ”¿Qué estás
    dispuesto a cambiar en ti?”
    Al llegar a casa te preguntarán: “¿Cómo fue
    el Taller?”. Y tú responderás que muy bien,
    que hicimos esto y aquello, y que reímos
    mucho, y que aún quedan dos días más.
    “Vuelves feliz”, te dicen. “Sí, lo sé”. Y te das
    cuenta de que es tu alma la que ha hablado.

    JFM

      Fecha y hora actual: 22/10/17, 05:18 pm